Gloria Fuertes

Gloria Fuertes fue gran amiga del Tío Alberto y de la CEMU. Para nosotros fue además en la tierra una amiga próxima e incondicional: Gracias a las “pesetillas” que supo ahorrar e “invertir” en amor a sus niñ@s, la CiudadEscuela sigue construyéndose.

Gloria Fuertes nació en Madrid en 1917, en el seno de una familia humilde. A los 14 años su madre la matriculó en el Instituto de Educación Profesional de la Mujer y fue a esa edad cuando publicó su primer poema: Niñez, Juventud, Vejez.

En 1935 dio sus primeros recitales de poesía en Radio Madrid. A los 17 años, escribe su primer libro de poemas: Isla Ignorada. A principios de los años 40 comenzó a trabajar como redactora de la revista infantil Maravillas, donde publicaba semanalmente cuentos, historietas y poesía para niños.

Entre 1940 y 1945 se estrenan diversas obras suyas de teatro infantil y poemas escenificados en varios teatros de Madrid. También era colaboradora de la revista femenina Chicas, donde publica cuentos de humor.

En 1947 obtiene el 1º premio de Letras para canciones de Radio Nacional de España.En 1949 publica su libro Canciones para niños. En 1950 publica Pirulí (Versos para párvulos) y organiza la primera Biblioteca Infantil ambulante por pequeños pueblos, llevando libros adonde éstos no llegan por falta de dinero o por el analfabetismo que todavía existía en España.

A mediados de los 70 colabora activamente en diversos programas infantiles de TVE, Un globo, dos globos, tres globos y La cometa blanca los que la convierten definitivamente en la poeta de los niños.

A partir de la década de los ochenta Gloria se dedica a numerosas actividades: lecturas, presentaciones, radio, entrevistas, periódicos, visitas a Colegios, pregones, viajes, TV, homenajes… siempre cerca de los niños; publicando continuamente, tanto poesía infantil como de adultos.

Autobiografía 

Gloria Fuertes nació en Madrid
a los dos días de edad,
pues fue muy laborioso el parto de mi madre
que si se descuida muere por vivirme.
A los tres años ya sabía leer
y a los seis ya sabía mis labores.
Yo era buena y delgada,
alta y algo enferma.
A los nueve años me pilló un carro
y a los catorce me pilló la guerra;
A los quince se murió mi madre, se fue cuando más falta me hacía.
Aprendí a regatear en las tiendas
y a ir a los pueblos por zanahorias.
Por entonces empecé con los amores,
-no digo nombres-,
gracias a eso, pude sobrellevar
mi juventud de barrio.
Quise ir a la guerra, para pararla,
pero me detuvieron a mitad del camino.
Luego me salió una oficina,
donde trabajo como si fuera tonta,
-pero Dios y el botones saben que no lo soy-.
Escribo por las noches
y voy al campo mucho.
Todos los míos han muerto hace años
y estoy más sola que yo misma.
He publicado versos en todos los calendarios,
escribo en un periódico de niños,
y quiero comprarme a plazos una flor natural
como las que le dan a Pemán algunas veces.

Compartelo
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Los comentarios están cerrados.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar